Seleccionar página

Siempre puede surgir dudas acerca de la sesión fotográfica o pre boda, como es el álbum de fotos y cuando se entrega, qué incluye el reportaje fotográfico, cuantos fotógrafos cubren el día de la boda, etc., que  tratamos de darle respuesta en esta sección.

El día de  tu boda.

Después de haber estado en muchas bodas, os envidio a los que estáis pensando en casaros. La emoción de los preparativos, las invitaciones  a los  amigos y familiares, el vestido de ella , el traje de él , los anillos, un día especial con la gente que queréis… algunos de ellos que no veis posiblemente desde hace tiempo. Es algo entrañable, la dulce preocupación de que las cosas sean como a vosotros os gustan, el tratar de impregnar lo que vosotros sois como pareja y sabiendo que la ceremonia que compartís con familiares y amigos.
Es  un día especial, donde posiblemente estés muy nervioso por qué quieres que todo salga perfecto, que tus amigos y familiares sean felices junto a vosotros y que después puedas estar el resto de tu vida contemplando las imágenes de ese día maravilloso reviviendo cada detalle. Para ello hay que captar esos momentos mágicos, que sucederán entorno a vosotros, algunos de los cuales pasaran desapercibidos para muchos de vosotros e incluso los invitados

Desde  El velo blanco, tratamos de conseguir una relación entre pareja y fotógrafo, que nos permita compenetrarnos  a lo largo de toda la celebración. No somos esos hombres de negro serios y tímidos, que acabas de conocer dos horas antes de casarte, (como sucede en muchas bodas) , que hacen fotos a todo lo que se mueve y al que le tienes que poner una sonrisa cada vez que te enfoca con la cámara. No queremos ser unos desconocidos para vosotros el día de vuestra boda sino que queremos que nos conozcáis, conoceros,  y que establezcamos las bases sobre la cual obtendremos las mejores fotos el día de vuestra boda.
Mucha gente nos confiesa que “no le gusta estar delante de la cámara ” o que  “no nos gusta posar ni sabemos hacerlo”. Dicen que  les pone nerviosos y no saben cómo tienen que comportarse. Hay que decir que  esta situación, que se sientan raros, además de ser muy habitual es absolutamente normal. Pero esto tiene fácil solución, porque no queremos que experimentéis esta situación el mismo día de la boda sino que tratamos de tener unas sesión fotografica de novios unas semanas antes de la boda, en la que en primer lugar queremos que paséis un buen rato y que además perdáis ese respeto o temor a estar delante de la cámara como protagonistas. Esta sesión fotografía se llama preboda o sesión fotográfica de novios y cada vez tienen más importancia entre los fotógrafos que hacemos fotografía artística por que nos da la posibilidad de conocernos a nivel personal y profesional antes de la boda y así conseguimos que esas fotos de la preboda como de la boda sean esas fotos naturales y sin pose que todos buscamos. (Para más detalles de la preboda visita la sección de Preguntas frecuentes)

¿Cómo elijo fotógrafo entre todos los que hay?

En el mundo de la  fotografía de bodas no hay nada absoluto, más al hacer algo creativo o artístico. Cada fotógrafo tiene su estilo, su manera de mirar y de captar lo que sucede a su alrededor  y diferentes personas se identificaran con unos u otros según sus gustos. Detrás de grandes fotografías  hay mucho trabajo previo por parte del fotógrafo, hasta llegar a conseguir  plasmar en imágenes  lo que te rodea y está sucediendo en cada momento, con esa visión particular y personal.

Nuestro consejo a la hora de buscar un fotógrafo de bodas es fijarse en aquel con el que vibres con sus fotos. Mira nuestro trabajo. Mira el trabajo que han hecho otros fotógrafos, vuestros amigos y familiares os las enseñaran gustosos. Si os interesa nuestro estilo hablarnos de lo que queréis, podemos hacer que nuestras fotografías cuenten vuestra historia. Vosotros elegís.

Fotografía de Bodas.

En fotografía hay múltiples campos, cada uno con sus particularidades. Detrás de  cada FOTÓGRAFO suele venir un apellido;  de bodas, de deportes, de moda, de publicidad, reportero, etc. Cada campo requiere unos conocimientos y unas habilidades en concreto. Es algo parecido a lo que sucede por ejemplo con los médicos, un traumatólogo y un neurocirujano son ambos médicos pero tienen tareas totalmente diferentes. Creemos que es preciso hacer un breve repaso a la fotografía de boda o mejor aun a la figura del fotógrafo de bodas, que en muchos casos es una tipo de fotografía despreciada por muchos e infravalorada por otros, a pesar de que  se está produciendo una revolución y renovación dentro del sector.

Lo cierto es que el fotografiar una boda es técnicamente complejo, con muchos cambios de luz (para cualquier fotógrafo la luz es lo más importante), ahora sol, ahora nubes o incluso lluvia, en interiores con mucha o poca luz, mucha gente a tu alrededor, la cámara y el flash, cambio de lente, sube la sensibilidad, etc. Pero lo más complicado no son los temas técnicos. Lo más complicado es romper la barrera emocional con los novios e involucrarte personalmente en el trabajo y que el fotógrafo desaparezca de la cabeza de los novios como un elemento más de estrés en un día de muchas emociones y pase a ser un elemento de complicidad y  diversión. Establecer esta relación es lo más complicado, lo más bonito y además es realmente lo más importante para obtener unas  fotos vibrantes y emocionantes llenas de esa belleza y sentimiento que  vosotros los novios habéis sentido.
Siempre decimos que el ser fotógrafo de bodas es un privilegio por que trabajas con tu herramienta favorita, la cámara (a otros les gustan los coches, los deportes, las maquetas…), con un montón de gente con ganas de pasárselo muy bien, conoces muchísima gente y cuando los novios ven el resultado de tu trabajo te agrada ver que has cumplido con las expectativas.

¿Por qué el velo blanco?

Hacemos un trabajo fotográfico personalizado, con dedicación, implicación, creatividad sensibilidad y pasión, sobre todo pasión.  No somos una factoría de hacer fotos, podríamos decir que somos un taller artesanal, y así en lugar de obtener un trabajo industrial, obtenemos resultados muy particulares y personalizados. Hacemos de nuestro trabajo un producto de calidad, al alcance de todo el mundo. Hay muchas formas de concebir una boda, nuestra visión es ser parte activa de ella. Para ello nos implicamos con la pareja, establecemos una conexión entre el fotógrafo y los novios,  compenetrándonos de manera que obtenemos los mejores momentos del enlace.
El día de vuestra boda es un día que compartiremos, viviremos y sentiremos con vosotros. Es un momento tan especial de vuestra vida como de la nuestra, ya que la responsabilidad de documentar con imágenes esos momentos tan importantes, esos sentimientos, esas situaciones hacen que nosotros nos sintamos parte del momento y al final de la boda esa alegría, felicidad, ese amor entre la pareja y su familia y amigos, la hemos  visto y sentido también y termina por ser parte de nosotros. Es inevitable.

Muchos pensaran que con contratar a un buen fotógrafo, ya está todo hecho y que nosotros los novios solo tenemos que ponernos los anillos y que es su obligación incluso sacarnos con 5 años menos. A muchos nos cuesta desinhibirnos y mostrarnos tal y como somos, por eso es tan importante la sesión fotográfica previa a la boda y que los sentimientos afloren el día de la boda sin complejos. para que se dé la complicidad entre la  pareja y el fotógrafo es preciso que vosotros os mostréis a la cámara con ese cariño y  ese amor que os lleva al altar, en forma de caricias, miradas, guiños, besos, abrazos. Con esa pasión, saldrán fotos  emotivas, justo lo que buscamos para vuestro álbum.
Contamos la historia de vuestro enlace, con un punto de vista narrativo, en el recogemos cada instante que sucede durante el día, empezando desde el maquillaje de la novia o la peluquería, la casa del novio y de la novia, la ceremonia, las fotos de la pareja recién casada, el coctel y el banquete y finalmente el baile. Sin prisa pero sin pausa, pasaremos todo el día documentando la historia de vuestro día de celebración.

Una vez tomadas las fotos  las ponemos a disposición de la pareja, normalmente cuando volvéis del viaje de novios (vosotros estáis deseando ver las fotos) para que elijáis las  aproximadamente 100 fotografias, que queréis incluir en el álbum.

Una vez tengamos  la selección de la pareja hacemos la maquetación del álbum, con el mejor estilo, original y elegante. Seleccionado el tipo de álbum que más os guste (de entre las mejores calidades)   os entregamos el álbum acabado para vuestro disfrute  con familiares y amigos.